Selva Almada
© Vale Fiorini

Selva Almada

Argentina | 1973
Considerada una de las voces más potentes de la literatura Argentina y una de las más prometedoras de la ficción latinoamericana, Selva Almada cosechó excelentes  críticas  con su primera novela, El viento que arrasa.  Novela que fue además  seleccionada como  mejor libro  del año en el momento de su publicación.
Sigue leyendo

Selva  Almada ha sido finalista del  Premio Rodolfo Walsh (España)  con su obra de no ficción  Chicas muertas  y  finalista del Premio Tigre Juan (España)  con su novela, Ladrilleros.

Su obra ha sido  traducida al inglés, francés, italiano, portugués, alemán, holandés, sueco  y turco.

Co Dirige el ciclo de lecturas Carne Argentina y coordina talleres de escritura en Buenos Aires y en el interior del país.

Después de Faulkner, Rulfo, Carson McCullers y Cormac McCarthy, Selva Almada puede seguir hablando desde las esferas de la soledad de los territorios humanos, condenados desde su misma génesis; de la “muerte” como una cosa “vacía y oscura”; puede seguir hablándonos desde los márgenes, con esa violenta claridad de su lenguaje. La Jornada, México

Selva Almada se desplaza en el mapa de la ficción: no es literatura urbana, no es literatura sobre jóvenes ni sobre marginales, tampoco sobre gente que se la pasa tomando merca. Es literatura de provincia, como la de Carson McCullers, por ejemplo. Regional frente a las culturas globales, pero no costumbrista. Justo al revés de mucha literatura urbana, que es costumbrista sin ser regional. Beatriz Sarlo, diario Perfil

La prosa de Selva Almada tiene esa cosa faulkneriana de Mientras agonizo, pero pasada (y un poco suavizada) por los filtros de la luz terrosa de los campos de algodón (los del sur de aquel sur) y de la ropa limpia que se ponen las gentes de pueblo los domingos de misa. Germán Machado

Selva Almada reinventa el imaginario rural de un país. (…) Una autora dotada de una potencia y una sensibilidad poco frecuentes. Revista Rolling Stone

Original y novedosa, Selva Almada ha seducido con un estilo entre poético y realista. Su literatura pone los pelos de punta, pero no llega al aguijón del horror. Cristián Alarcón, suplemento Babelia, El País

La expresión coloquial, el habla popular de la zona en la que se despliegan sus historias convive naturalmente con un lenguaje literario de enorme elegancia y precisión. Soledad Platero, El País, Uruguay

Lo que parece fantástico de pronto se vuelve hiperrealista, un poco como en los cuentos de Rulfo o de Sara Gallardo. Oliverio Coelho, La Nación, Argentina

Almada reconstruye la experiencia del pueblo de provincias con extrema precisión; descubre sus reglas y recrea su lenguaje buscando no solo la sonoridad de sus palabras sino también la complejidad de sus sentidos. Martín Lojo, ADN, Argentina

En su realismo de repercusiones mágicas, confluye Onetti y el Borges de El Sur, con la sombra inflamada de Horacio Quiroga, pero la calidad y resolución de su prosa activan una sugestión que es exclusiva de Selva Almada. Francisco Solano, El País, España

 

Obras

Otras obras de la autora

El viento que arrasa. Novela, 2012
Una chica de provincia. Cuentos, 2007
Niños. Cuentos, 2005
Mal de muñecas. Poemas, 2003