Acá había un río

Acá había un río

Cuentos | Editorial Nudista, 2015 | 104 págs.

Compuesto por siete cuentos, Acá había un río enfoca la vida de un hombre que se rencuentra por casualidad con un viejo amor y, a causa del impacto del encuentro, pierde de vista su vida actual. Un sonidista que regresa a su pueblo natal donde su padre agoniza, y retoma un romance de hace veinte años. Una mujer que se reencuentra con un amor del pasado, pero no se permite volver a enamorarse. Un hombre que cree ver a su hija perdida tal como se vería hoy, veinte años después, y se propone hacer contacto.

Dice Maximiliano Crespi: “La prosa de Francisco Bitar es potente y precisa. No se pierde en el fetichismo de la descripción o el detalle gratuito. Asume con determinación el desafío concreto de captar lo ínfimo en su más pura contingencia. La trama de sus relatos se trenza siempre en los incidentes y sus personajes son reales porque no se ponen nunca por encima de sus circunstancias. Desarman, a veces de manera un poco brutal, como tirando involuntariamente de uno de sus hilos sueltos, el tejido de una historia que los excede. Y tarde o temprano descubren, en lo atroz o lo banal del incidente, la áspera textura de la vida misma”.

Los textos de este escritor  se convierten en una “rara avis”: narran la evolución de las personas y van al centro emocional del lector. Mauro Libertella, Clarín.

En la capacidad para reflexionar con agudeza sobre los interrogantes que desvelan a los seres humanos descansa una de las claves del poder de conmoción de estos relatos. Maximiliano Tomás, La Nación.

Hay una austera belleza en estos despojados relatos sobre el despojo. Beatriz Vignoli, Página 12