Beya (Le viste la cara a Dios)

Beya (Le viste la cara a Dios)

Novela gráfica en coautoría con Iñaki Echeverría. | Eterna Cadencia , 2013 | 125 págs.

Cabezón Cámara nos propone una interesante revisión de un clásico como es la inolvidable Bella Durmiente, utilizándola como alegoría sobre la esclavitud sexual a la que muchas mujeres se ven sometidas.

A través de nuestra protagonista, bautizada en el prostíbulo como Beya Durmiente, se desmenuzará ante nuestros ojos un cruel relato sobre el mundo de los proxenetas y la violencia, sobre el deseo inalienable de libertad en contraste con la violencia desmedida, otorgándole al texto una profunda carga de denuncia social. Beya se olvidará del dolor y del sufrimiento, y convertirá su esperanza en un mensaje divino, en  la furia de Dios. La crudeza de la prosa empleada por la autora, unida a la intensa calidad de su pluma, resulta conmovedora y estremecedora.

La obra ha sido objeto de una revisión en forma de novela gráfica a manos del ilustrador Iñaki Echeverría

La versión digital , publicada por la e-editorial española Sigueleyendo, fue el primer e-book en castellano en ser elegido libro del año por la Revista Ñ.

La novela recibió el  Premio Alfredo Palacios del Senado de la Nación argentina y fue declarada de Interés Social y Cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y por la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires por su aporte a la lucha contra la trata de personas.

Beya ( Le viste la cara a Dios) alcanzó una gran notoriedad al pasar del   cómic a mural. Con el objetivo de seguir denunciando la existencia de redes de trata de personas  los autores dibujaron en diferentes espacios  públicos un mural que invita  a la reflexión y concientización haciendo visible para la mayor cantidad de gente posible esta problemática urgente y desesperante que padecen millones de mujeres  en el mundo.

Escrita en segunda persona, con un ritmo adictivo y vertiginoso, la escritora vuelve a hacer gala de su habilidad para procesar literariamente tópicos candentes de la actualidad, con altas dosis de violencia y sordidez, sin por eso renegar del lirismo ni de la densidad en su trabajo con el lenguajeLos Inrockuptibles, España

Una apuesta audaz y logradísima.(…) Literatura y denuncia, poema y novela gráfica, Beya es un texto riquísimo y necesario, por donde se lo mire. Laura Cardona, ADN, La Nación

Muy pocos autores pueden valerse de sólo dos obras para mostrarse tan contundentes, tan únicos, tan identificables. Guillermo Roz, El periodista digital, España.

La Beya de Iñaki Echeverría y Gabriela Cabezón  es una estampita y un canto a una guerrera popular. Un Nuevo Testamento de nuestra literatura y nuestra novela gráfica. Amén. Leonardo Oyola

Gabi Cabezón disloca la lengua para decir lo indecible. La tortura encuentra aquí diccionario propio. Sólo Castellanos Moya y Gabi Cabezón han sabido escribir con tanta precisión la violencia de la necropolítica, pero también la potencia spinoziana del cuerpo para resistir y afirmar la voluntad de vivir. Este libro se puede leer como un manifiesto político, pero también como un largo poema que acompaña a los supervivientes. Paul B. Preciado

Un libro perturbador y movilizante. Ni a palos, Miradas al sur