Carne viva

Carne viva

Cuentos | Eterna Cadencia , 2011 | 122 págs.

La frase de Vera Giaconi, nítida, sustantiva y tajante, compone personajes y escenarios en el mismo curso y cuando ha vuelto la situación palpaple deja que su propia tensión la resquebraje. Estos cuentos, variaciones del tema de la mujer anómala en las sombrías repeticiones de la vida privada media, están hechos de transiciones resbaladizas y diálogos imprudentes: cuando los sentimientos pasan a la conciencia la frase ya los delató y otra frase viene a consumirlos. De este rápido desgaste surge un clima de vigilia inmanejable, si se quiere de ilusión incauta, que hoy todos conocemos por experiencia propia pero no todos sabemos describir. Vera Giaconi no esconde su trato con una corriente de narradoras anglosajonas que desde hace muchas décadas viene poniendo el realismo en ascuas; que se remonta a Flannery O’Connor y Eudora Welty, pero también a Katherine Mansfield, y hoy sigue siendo pródiga. Es una tradición que ha dado a la literatura no menos perspectivas y al lector no menos amplitud (e inquietudes) que la gran narrativa experimental. En realidad también experimenta, pero de otra manera: sabiendo que, si no es posible contar la realidad, es muy posible describir bien con qué grado loco de error, de horror o de acierto la percibimos. Marcelo Cohen

Excepcional primer libro de cuentos, casi imposibles de encasillar. Silvina Friera  Página 12

Sus personajes, historias y situaciones no buscan ser creíbles, sino algo mucho más difícil: sinceridad […] Se trata de una práctica intensa pero ascética, que Giaconi aborda en serio, precisa, con una sensibilidad por el detalle que invita al lector a retroceder sobre cada página. Hugo Salas, Los inrockuptibles

Mediante un punto de vista hiperlúcido traducido a una entonación que aspira a la perfección, los cuentos producen el efecto de una lectura bajo anestesia, sin duda una de las vías reclamadas para soportar el dolor, la enfermedad, el miedo a los otros y ese infierno, para algunos, llamado familia.  Daniel Gigena, Diario La Nación

  Del mismo modo que Katherine Mansfield, Giaconi tiene la gran capacidad de nombrar lo innombrable, de poner en evidencia lo impalpable, de extenuar los límites, administrando el relato con una cuidadosa economía de las palabras. Virginia Cosín Suplemento Ñ. Diario Clarín

Giaconi guía al lector hasta el límite sin engaño, con la seducción de una escritura rugosa y luminosamente oscura, en la que se sospecha constantemente que algo está por ocurrir, se lo presiente, y es imposible detenerse, detener a esa mujer que protagoniza esa historia que puede estallar. Lisy Smiles, Diario La Capital, Rosario

A  decirlo de una vez, sin rodeos: Carne viva es un libro extraordinario. En el sentido amplio del término, es decir, es excelente y fuera de lo común. Una colección de relatos inquietantes e impecables. Molestos, porque se terminan. Pero tan intensos que no se puede dejar de pensar en ellos. Tiempo argentino

Publicado por: castellano en el mundo Eterna Cadencia/ Hebreo  Zikit Book.

Otras obras de la autora