Chicas muertas

Chicas muertas

No ficción | Literatura Random House, 2014 | 187 págs.

Finalista del Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro, Semana Negra de Gijón.

Tres adolescentes de provincia asesinadas en los años ochenta, tres muertes impunes ocurridas cuando todavía se desconocía el término femicidio.

Tres asesinatos entre cientos que no alcanzan para titulares de portada  ni convocan cámaras en los canales de TV de Buenos Aires.  Tres casos que llegan desordenados: los  anuncia la radio, los conmemora el periódico de un pueblo, alguien los recuerda en una conversación. Tres crímenes ocurridos en el interior de Argentina mientras que este país festejaba el regreso de la democracia. Tres muertes sin culpables.

Convertidos en obsesión con el  paso de los años, estos casos dan lugar a una investigación atípica e infructuosa. La prosa nítida de Selva Almada plasma en negro lo invisible, y las formas cotidianas de la violencia contra niñas y mujeres pasan a integrar una misma trama intensa y vívida. Con este libro, la autora abre nuevos rumbos a la no ficción latinoamericana.

Original y novedosa Selva Almada ha seducido con un estilo entre poético y realista. Su literatura pone los pelos de punta. Cristián Alarcón Suplemento Babelia, El País , España

Lo que parece fantástico  de pronto se vuelve hiperrealista, un poco como en los cuentos de Rulfo o de Sara Gallardo. Oliverio Coelho. La Nación Argentina

En su realismo de repercusiones mágicas, confluye el Onetti y el Borges de El Sur, con la sombra inflamada de Horacio Quiroga  pero la calidad y resolución de su prosa activan una sugestión que es exclusiva de Selva Almada. Francisco Solano. El País, España

Una crónica tensa, exacta, que afronta con seriedad un tema aun más serio. El Cultural, España

Chicas muertas, además de útil, es literatura en estado de gracia.  Luisgé Martín, Babelia, El País, España

Lejos de la crónica policial, ésta es una historia íntima, una suerte de negativo de la autobiografía de una mujer joven mirando a otras mujeres jóvenes, y cómo todas son vistas desde una sociedad donde la misoginia y la violencia contra ellas es aún hoy cosa de todos los días. Página 12

Almada cambia de género discursivo, se lanza a las aguas híbridas de la no ficción y… ¡triunfa una vez más! Vuelo Digital

Chicas muertas es también una novela sobre las ausencias, a las que Almada despoja de su olvido a partir de la trascendencia con que estas historias calaron en ella. Radar Libros. Diario Página 12

La tensión siempre latente entre lo real y lo literario, sustenta este trabajo que se perfila como uno de los mayores aportes al género de no-ficción en los últimos tiempos. Ideas de izquierda.org

Selva Almada construye una crónica de una potencia inaudita, arrojando luz donde estaban las sombras del olvido. Página 12

Muchos de sus relatos tienen algo de ese encanto que hay en las sobremesas familiares, cuando las hermanas mayores y los padres se ponen a contar historias prohibidas, fábulas trágicas que suceden por la noche, a esa hora en que el diablo sale a reclutar a su gente. Almada aprendió de esos relatos, grabó esas voces, y ahora es un instrumento a través del cual esos seres invisibles hablan. Eso no lo da ningún taller, es un donFabián Casas

Publicado por:  Castellano Literatura Random House /Francia Editions Métailié/ Brasil Cosac Naify/ Portugal Dom Quixote/ Turquía  Verita Yayincilik
Derechos de serie TV, vendidos.