Titanes del coco

Titanes del coco

Novela | Editorial Planeta Argentina, 2015 | 224 págs.

“Ahí estábamos, como hormigas en sus cubículos, trajinando los pasillos, fumando, escribiendo, seduciéndonos, odiándonos, benditos y malditos todos nosotros, los periodistas, esas causas perdidas que dan alimento a gente como Robinson”.

Andrés Stella, joven redactor de un diario, es elegido por su jefe para formar parte de la creación de un nuevo suplemento, cuya primera nota será una investigación sobre Galarraga, esotérico preceptor de un colegio de Boedo que cobró notoriedad tras el suicidio de una alumna y el secuestro de otra.

En lo que va de sus comienzos a su ascenso repentino, Andrés conoce a varios personajes que marcarán su carrera y su vida: Jorge Aluzino, poeta y suerte de padrino laboral; el Sereno, llamado así por su insomnio crónico; la Giganta, la periodista más deseada de la redacción; el Flaco Pantera, la Porota, la Garza… Sus historias despliegan un entramado de vida cotidiana y situaciones personales que se suceden en un ida y vuelta del presente al pasado.

Mientras avanza en la investigación del caso Galarraga, Andrés vive un amor intenso con Blanca Luz, a la que conoce en una piscina  popular y que lo inicia en el extraño deporte del triping.

Hacía diez años que Fabián Casas no publicaba ficción. Ahora presenta Titanes del coco, que puede verse como una electrizante novela atomizada, una serie de relatos conectados, un ensayo delirante sobre el arte de trepar a los techos o todo eso junto y más.

Esquivando géneros, sacudiéndose las rémoras de la nostalgia, Titanes del coco no deja de ser una Bildungsroman, deforme y tardía, pero Bildungsroman al fin. Una novela de iniciación narrada por iniciados.  Iosi Havilio, Revista Ñ

 Digamos que Fabián Casas es, sencillamente, un escritor. Uno de los que escribe para pensar, o piensa escribiendo. Maximiliano Tomas, La Nación

 Los personajes de Casas más que personas de carne y hueso por momentos parecen personajes de historieta, como si en lugar de escritos estuvieran dibujados. No porque no sean reales o carezcan de verosímil sino porque hasta el más periférico alcanza la estatura del mito, como los superhéroes. Martín Caamaño, La agenda

Describe el mundillo de una redacción, habla de nosotros los periodistas, pero podría hablar de cualquier otra profesión y sus personajes, sus amores, sus miserias…. Romina Calderaro, [REC], 360 TV

“Lo que hace único a Casas es que cumple el rol del maestro zen, parecido a un tío de confianza: entre anécdotas y recomendaciones de libros, aprovecha para traficar lecciones que se aplican tanto en el arte como en la vida”. Diario La Gaceta 

Publicado por: Argentina Editorial Planeta Argentina// España Penguin Random House