Madre mía

Madre mía

Novela | Caballo de Troya , 2017 | 208 págs.

A un lado del océano, una madre con cáncer. Al otro, una hija buscando su lugar, su identidad, su libertad imposible. Madre mía es una autoficción sobre el dolor, sobre la pertenencia y sobre la familia. En esta novela, Florencia del Campo traza un recorrido descarnado y honesto a través de los elementos que delimitan las filias: la culpa, el amor, el reconocimiento, la obligación, la distancia, lo extranjero de nuestra propia condición familiar. No hay pudor en esta historia, no hay respiro. La afilada voz literaria de la autora se mezcla, en un arriesgado viaje, con las múltiples voces de una conciencia sarcástica y necesaria y los diversos escenarios de las ciudades refugio, y construye así un retrato implacable: por muy limpia que esté la herida, no se puede huir de la raíz.

Narrada en una descarnada primera persona, Madre mía es el viaje de la autora a través de un recorrido visceral de idas y venidas: de un lado la obligación y el deseo de cuidar de su madre enferma, de otro, la fuerza que la arrastra a vivir su propia vida, su necesidad de construirse lejos de las fronteras familiares, con toda la complejidad de esa raíz, de esa pertenencia.

La voz de una mujer, agria y humana, enfrenta a los lectores con la duda de si el enfermo es un monstruo manipulador o si los monstruos son quienes sienten que los enfermos les roban la vida. Entre la generosidad y el egoísmo, surgen preguntas que interpelan sobre todo a las mujeres. Del Campo se rebela, pero algo se le queda clavado dentro: esa materia turbia y conflictiva de la mejor literatura. Marta Sanz, El País

Florencia del Campo consigue hacer literatura en el mundo de los cadáveres, donde el duelo acredita tantas veces las terapias literarias, pictóricas y los talleres de personas haciendo cosas. De vez en cuando sale una persona dolida escribiendo una novela sólida. Javier Divisa, Revista EÑE

Otras obras de la autora