Ladrilleros

Ladrilleros

Novela
Literatura Random House, 2021
196 págs.

Publicada por

España y América Latina Literatura Random House, Lumen, Mardulce Editora  / Francia Éditions Métailié / Holanda Meulenhoff / USA Graywolf Press / UK Charco Press

Opción cine: vendida

¿Qué puede pasar cuando el deseo atrae a los varones de dos familias enfrentadas por viejos odios y que, sin embargo, comparten prejuicios, miseria y violencia?

Amanece en un terreno baldío, ocupado por una gran noria. Dos cuerpos yacen en el suelo, rodeados de barro, sin que sepamos bien de dónde vinieron, pero la memoria habla…

Ladrilleros es el relato de una enemistad cuasi legendaria entre dos cabezas de familia, Oscar Tamai y Elvio Miranda, dos ladrilleros afincados en un pequeño pueblo. La disputa inicial, se sustenta en el robo de un perro, y a partir de este hecho el odio se va incrementando con el transcurso de los años.

El coste de tanto odio lo pagarán los hijos de estos hombres muy hombres, entre tanto la historia de un pueblo entero se va escribiendo a la sombra de una noria que da vueltas en el vacío.

Almada transmite de manera palpable la atmósfera bronca que es territorio del macho, de un varón que se sabe débil y por eso cada vez es más prepotente, mientras las mujeres hacen lo que hay que hacer para que la vida siga adelante.

Como en las mejores novelas de Faulkner, Hemingway, Onetti o Vargas Llosa, Selva Almada esconde un dato esencial de su narración (…) y el dato escondido nos sacude con el furor de una descarga. Fernando Iwasaki, El Mercurio

Una narración vívida con un mensaje impactante. Beth Blakemore, The Wee Review

Una tragedia sucinta y palpitante (que los editores comparan con William Faulkner) (…) Tal es el dominio de Almada sobre la forma y el ritmo (…) que tomamos a Ladrilleros en sus propios términos intransigentes: como pulp, tragedia y épica, todo a la vez. Boyd Tonkin, The Arts Desk

Selva Almada pone en evidencia las pulsiones violentas que afloran en la Argentina rural. De una escritura incisiva y lacerante que se va suavizando a medida que la narración avanza, la autora va llevando al lector hacia una realidad en la que el dolor, la traición y el miedo devienen cotidianidad en el universo rural de su país. Ariane Singer, Le Monde

Una voz potente que nace de las huellas de Juan Carlos Onetti y, más allá, de William Faulker y Erskine Caldwell. Cristian Alarcón, suplemento Babelia, El País, España

Ladrilleros mantiene la tensión hasta el final a través de una historia simple con personajes complejos, atractivos y llenos de matices. Suplemento Las 12, Página 12

Almada radiografía un territorio agrietado, al sur de Juan Rulfo y Faulkner, y decide hacerlo con una prosa seca, pero atravesada de modismos, con escasas florituras estilísticas y un tono neutro, casi un no-tono. La ficción, su historia es demasiado brutal. Alberto Gordo, El Cultural

Almada es contundente en su representación de sexo, violencia e ira. Siento su prosa en mi cuerpo como un golpe en el estómago, filosa como un vidrio. Morgan Graham, Chicago Review of Books