No es un río

No es un río

Novela | Literatura Random House, 2020 | 140 págs.

Será publicado por

Francia Métailié / Brasil Todavía Livros / Italia Rizzoli /USA Graywolf Press/ UK Charco Press

La novela cuenta la historia de Enero y el Negro dos amigos que llevan de pesca a Tilo, hijo adolescente de Eusebio el amigo muerto. Mientras beben y cocinan y hablan y bailan, lidian con los fantasmas del pasado y con los del presente, que se confunden en el ánimo alterado por el vino y el sopor.

Esa situación íntima, particular, que atraviesa la vida de los tres se cruza con las historias de los lugareños del universo verde del Río Paraná regido por sus propias leyes.

Allí también hay pérdidas, muertes prematuras… Pero también la vitalidad empecinada de la naturaleza: el monte con sus árboles añosos, sus animales, sus pájaros, el río que alberga vida en sus entrañas, las personas nacidas y criadas en ese paisaje que lo protegen con uñas y dientes frente a los intrusos.

Esta historia, que fluye como un río, habla del amor a los amigos, del amor de una madre por sus hijas, del amor de los isleños por su río y por todo lo que lo habita.

En No es un río vuelven a brillar las formas del decir de Selva Almada y su extraordinaria sensibilidad para lograr que los personajes expresen lo que habita en lo profundo de sus almas.

Selva Almada  construye una lírica de la aspereza, de las pocas palabras, una lírica en la que las manos fuertes y callosas de sus personajes casi no necesitan ser dichas para hacerse sentir. Te tocan. Gabriela Cabezón Cámara, Diario  Clarín

(…)  un lenguaje literario muy bien logrado, elegante y con una tremenda precisión, que permite dar una espesura y verosimilitud a sus personajes muy poco común.  Martín Parra, Cine y literatura

Una economía de recursos que deslumbra por su potencia. Diario La voz

Selva Almada escribió una novela que es toda poesía sin parar nunca de narrar.  Diario Clarín

Selva Almada emprende en  No es un río  un vuelo poético sobre sus paisajes de provincia.  Patricia Kolesnicov, Diario Clarín

Selva Almada  ha consolidado una prosa cuyos pilares se vuelven cada vez más claros: una búsqueda poética dentro de la oralidad, una presencia notable de la geografía rural que se vuelve un personaje más y un tono que profundiza en la evocación y la evanescencia antes que en el subrayado o el panfleto.  Pablo Díaz Marenghi, La Agenda

 Selva Almada, al igual que Clare Keegan,  escriben el silencio suspendido; y en esta su última novela, el silencio que deja la muerte en esos varones, en ese monte, en ese río. Radar Libros/ Página 12